Bienvenidos a la Red Científica Latinoamericana Territorios Posibles

Una red entre las universidades y la sociedad.

Usted está aquí: Inicio Noticias Justicia Territorial en el CIETA VII de Colombia
La Facultad en Facebook Seguinos en Twitter Suscripción a todas las noticias, eventos y convocatorias del sitio completo

Justicia Territorial en el CIETA VII de Colombia

— archivado en:

Del 1 al 4 de Noviembre de 2016 se realizó el Congreso Iberoamericano de Estudios Territoriales y Ambientales en Manizales, región de Caldas, Colombia, con la participación del Dr. Horacio Bozzano, como conferencista invitado. Publicamos aquí el trabajo presentado en el evento sobre Inteligencia y Justicia Territorial, con el objetivo de promover el intercambio entre investigadores en el estudio del territorio y del ambiente, provenientes de las diversas instituciones de los países latinoamericanos e ibéricos.

Conferencia Central VII CIETA, Universidad Nacional de Colombia, Sede Manizales

3 de Noviembre de 2016 http://www.humanas.unal.edu.co/cieta/  [1]

 



INTELIGENCIA TERRITORIAL Y JUSTICIA TERRITORIAL

América Latina: Educación, Políticas de Estado y Transformación.

 

Horacio Bozzano

 

RESUMEN

 

Los desafíos de la Ciencia, la Investigación-Acción-Participativa y de otra Educación con la gente de a pie y los miles de ambientes vulnerados son mayúsculos, urgentes e ineludibles. No podemos seguir perpetuando modos de Ciencia, Investigación ni Educación al servicio de poderes económicos, políticos y de mass media que terminan ninguneando a miles de millones de personas y degradan Nuestra Casa Común. Los objetivos son: introducir a los conceptos de Inteligencia Territorial y Justicia Territorial en el marco de una Teoría de la Transformación nutrida por M.Santos, J.J.Girardot, B.Miedes, O.FalsBorda, B.de SousaSantos, E.O.Wright, N.Long y otros autores; y presentar cuatro agendas científicas en marcha orientadas a coconstruir, entre muchas, cuatro Políticas de Estado: Urbanizaciones Informales, Tierras Vacantes, Territorio, Industria y Ambiente, y Municipalización y Descentralización.  

 

 

1. BREVE RACCONTO DEL TEMA. En 2007 estábamos embarcados en la institucionalización de una Red Científica de Entendimiento del Territorio para democratizar información georreferenciada: los códigos de ordenamiento urbano y territorial de toda la Provincia de Buenos Aires, así como 24 usos reales del suelo en las 150 mil manzanas metropolitanas y en mas de diez mil parcelas periurbanas de Buenos Aires. Así fue que el Arq. Sergio Resa (TAG UNLP) encontró en internet la Inteligencia Territorial en la ENTI Network, la Red Europea de Inteligencia Territorial. Allí, en Octubre 2007, hicimos nuestra primera presentación con S.Resa en la II International Conference of Territorial Intelligence en la Universidad de Huelva (España).[1]  

Al poco tiempo un grupo de 52 personas de Argentina, Uruguay y Colombia decidimos comenzar a reunirnos durante 2008 en un ámbito institucional –la Universidad Nacional de La Plata- para conocerla mejor, estudiarla y analizar qué puntos en común tenía con lo que hacíamos del otro lado del Atlántico. Luego de un intenso debate epistemológico, teórico y metodológico, y una decena de seminarios internos, en 2009 decidimos firmar un convenio entre el Presidente de nuestra Universidad y el Coordinador Cientifico de la ENTI Network: allí nacimos como Equipo de Investigación (TAG) y como Red Científica Latinoamericana (Territorios Posibles). Como no existía la INTI Network, entonces, por convenio, creamos Territoriesnet, una red internacional en Inteligencia Territorial. En 2009 en la IV International Conference of Territorial Intelligence en la Universidad de Salerno (Italia) TAG Territorios Posibles tiene una presencia masiva de América latina: más de 35 ponencias. Cuando en 2011 nace la INTI International Network of Territorial Intelligence, allí Territoriesnet comienza a perder peso. El núcleo animador de la INTI está constituido por el CNRS Centre National de la Recherche Scientiphique y la Universidad de Franche-Comté, de Francia, mientras que en América Latina el núcleo animador es el CONICET Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y la Universidad Nacional de La Plata. En 2012 organizamos la  XI Territorial Intelligence International Conference en la Universidad de La Plata (Argentina) con la presencia del entonces Presidente de Uruguay, Don José Mujica.

Hoy, ocho años después de su nacimiento en América Latina, hemos interactuado con equipos y grupos de investigación –de unas veinte disciplinas- de 48 Universidades pertenecientes a doce países latinoamericanos: Argentina, Colombia, Uruguay, Brasil, México, Venezuela, Bolivia, República Dominicana, Ecuador, Paraguay, Cuba y Chile. En la Mesa de Inteligencia Territorial Latinoamericana de este VII CIETA en Manizales exponemos en pocas páginas este fecundo e intenso proceso entre 2008 y 2016. Es oportuno considerar que el creador de la Inteligencia Territorial, Jean-Jacques Girardot realizó investigación-acción con su equipo durante las décadas de 1980 y 1990 en sociedades y ambientes vulnerables de las regiones más postergadas de Europa para construir soluciones con la gente y las instituciones de gobierno desde el ámbito científico. Es recién en 1999 que propone el nombre Inteligencia Territorial, en adelante IT, hasta ese momento no habían elegido el nombre. Ellos, como nosotros, lo distancian y hasta contraponen con las acepciones de inteligencia económica y de inteligencia estratégica o militar. Son ideológicamente contrapuestos.

En América Latina adoptamos el nombre IT entre 2007 y 2009, sin embargo, en estos años, como veremos, el concepto fue adaptado –con otras bibliografías y realidades- a nuestra América Latina. Es muy saludable reconocer que los europeos de la entonces ENTI Network nunca nos obligaron a aplicar sus teorías, como tampoco lo habían hecho en Africa, Asia y América del Norte. No fuimos objeto de una “colonización europea del saber”: esta circunstancia es central para nuestro desarrollo científico en América Latina, y base de la INTI.

Hoy, luego del aprendizaje con más de un centenar de procesos de IAP Investigación-Acción-Participativa (Fals Borda, 1986, 2009, 2013), muchos de ellos previos a conocer la IT en numerosos colectivos de América Latina, estamos proponiendo aquí en el VII CIETA un nuevo concepto: Justicia Territorial, el cual venimos mascullando, madurando y macerando al calor de la escucha a más de cuatro mil personas en muchos lugares de América Latina desde 2008.

Asimismo en América Latina, en nuestra Red TAG Territorios Posibles venimos investigando en mayor medida con el concepto de transformación, mientras que en Europa nuestros colegas son más afines al de transición socio-ecológica. Es así que hemos venido abrevando en algunos teóricos de la transformación como Boaventura de Sousa Santos y Erik Olin Wright. Sin embargo como veremos en TAG Territorios Posibles la teoría de la transformación tiene nutrientes, propias de la praxis en IAP desde hace más de dos décadas por parte de sus integrantes.

Para seleccionar casos o iniciativas investigadas con las cuales contrastar estos dos conceptos de Inteligencia Territorial y Justicia Territorial nos hemos quedado con cuatro temas de Agenda de alta vigencia en toda América Latina: a) Urbanizaciones Informales y Asentamientos Precarios, b) Tierras Vacantes Urbanas y Periurbanas, c) Territorio, Industria y Ambiente, y d) Municipalización y Descentralización.

 

2. SITUÁNDONOS. Hoy, los desafíos de la Ciencia, la IAP y de otra Educación, con la gente de a pie y los miles de ambientes vulnerados son mayúsculos, urgentes e ineludibles. Ya no son sólo discursivos. Necesitamos respuestas concretas. De los 7367 millones de habitantes, más de tres mil millones de seres humanos viven mal o muy mal. No basta sólo con investigar la pobreza, la vulnerabilidad, la exclusión,  la segregación socio-territorial, la degradación ambiental o tantos procesos negativos hoy en nuestro Planeta. No coincidimos con las investigaciones que perpetúan el statu-quo en este mundo degradado y degradante. Si bien coincidimos, no basta con investigar sobre las modalidades de resistencia y crítica a este mundo. Necesitamos Transformación, virtuosa, no viciosa, en nuestro caso con Inteligencia y Justicia Territorial, con otras Políticas de Estado y con otra Educación, combatiendo el desconocimiento, la desinformación, la deseducación, la impericia y la torpeza. Afortunadamente millones de personas lo vienen haciendo en el Mundo, desde otras perspectivas no sólo científicas. Necesitamos que la producción científica polidisciplinaria (Edgar Morin, 2000) llegue a quienes más lo necesitan a través de Agendas Públicas, estas integrantes de Políticas Públicas o de Políticas de Estado. Construir estas Agendas como verdaderas ejecutoras de Políticas de Estado inclusivas, transparentes y con gente decente e idónea es el verdadero desafío. Nuestro pequeño aporte en la INTI es ofrecer Agendas Científicas de Inteligencia y Justicia Territorial útiles, viables y factibles de transformar en Agendas Públicas. El otro desafío es producir una verdadera revolución en la Educación; como señala Boaventura de Sousa Santos: “No habrá justicia social global sin justicia cognitiva global”, nosotros agregamos en nuestra red hace varios años la justicia ambiental global. Como veremos estas justicias son dos de las cinco componentes de la Justicia Territorial aquí hoy propuesta al final de esta conferencia, mientras que otras Políticas de Estado y otra Educación son base de la Transformación.

No podemos seguir perpetuando modos de Ciencia, Investigación ni Educación al servicio de poderes económicos, políticos y de mass media que ningunean  a miles de millones de personas y degradan Nuestra Casa Común. Si bien este verbo aparenta ser coloquial, se trata de la acepción en la Real Academia Española que queremos expresar: “1. No hacer caso de alguien, no tomarlo en consideración. 2. Menospreciar a alguien.” Hay miles de millones de seres humanos ninguneados y menospreciados, también miles de ambientes y lugares. Necesitamos Inteligencia y Justicia Territorial para desandar los capítulos más aciagos de nuestra Historia.

 

3. OBJETIVOS. Los objetivos de esta conferencia son dos:

·         Introducir a los conceptos de Inteligencia Territorial y Justicia Territorial en el marco de una Teoría de la Transformación más amplia, todo ello con nutrientes en Milton Santos,  Jean-Jacques Girardot, Blanca Miedes Ugarte, Orlando Fals Borda, Boaventura de Sousa Santos, Erik Olin Wright, Norman Long, Edgar Morin, Paulo Freire, Hugo Zemelman, José Luis Coraggio, Oscar Madoery, Christian Topalov, Maritza Montero, Teresa Matus y otros autores.

·         Presentar cuatro Agendas Científicas en marcha orientadas a coconstruir, entre muchas, cuatro Políticas de Estado y otra Educación de fuerte contenido socio-territorial: a) Urbanizaciones Informales, b) Tierras Vacantes Urbanas y Periurbanas, c) Territorio, Industria y Ambiente y d) Municipalización y Descentralización.

Es menester considerar que el Estado no es sólo el gobierno de turno. El Estado somos todos, por lo tanto las Políticas de Estado debemos construirlas entre todos, es una tarea difícil pero no imposible. Las comunidades locales y los científicos con una visión polidisciplinaria (Morin) en el marco de un paradigma emergente (de Sousa Santos) tenemos mucho que aportar. Asimismo, una de las Políticas de Estado centrales debe ser otra Educación. Cuando esto se ejecute y difunda más que hoy -tarea difícil pero posible- seguramente miles de millones de personas en el Planeta comenzarán a dejar de pensar –y hasta sospechar- que a los Gobiernos les conviene mantener a sus pueblos desedecuados y brutos. Así habrá Transformación, Inteligencia y Justicia Territorial en América Latina.  Se trata, como afirma Olin Wright de construir utopías reales... o como entendemos nosotros construir territorios posibles, y hasta territorios inteligentes y justos... o como millones de personas lo conciban y apliquen... no sólo con la Ciencia, porque no somos el ombligo del mundo.

 

4. ORIGENES DE LA INTELIGENCIA TERRITORIAL EN EUROPA

Jean-Jacques Girardot, creador de la Inteligencia Territorial reconoce seis momentos o hitos en su desarrollo (Girardot; 2012:30-37) El Método Catalyse, previo a la IT, lo asimila a la primera fase o prehistoria de la inteligencia territorial”; a fines de la década de 1980 impulsaban iniciativas de “acción concertada” (como Mosaïque, 1989-1993), conducidas por actores locales multisectoriales en territorios duramente afectados por la crisis de 1973. Allí compartían información, colaboraban en análisis de situaciones, elaboraban proyectos y cooperaban en la acción.

FIGURA 1 - MÉTODO CATALYSE (Girardot, J.J. y C.Masselot)

 

Un triángulo entre necesidades, recursos y el territorio

Figura 1

La segunda fase refiere al “enfoque científico multidisciplinario y participativo” con los observatorios Catalyse constituyentes de la base del concepto Inteligencia Territorial propuesto en 1998, con el fin de instalar un enfoque científico fundamentado en el análisis de las acciones concertadas y la investigación multidisciplinar en ciencias humanas y sociales en la Universidad de Franche-Comté desde los años sesenta.

La tercera fase refiere a un enfoque polidisciplinario”, parafraseando a Edgar Morin, con el fin de entender un objeto complejo; la Inteligencia Territorial refiere a dos objetos, el territorio y la inteligencia, los que requieren por lo menos la cooperación dentro de las ciencias del territorio, las ciencias humanas y sociales, las neurociencias y las ciencias de la información y de la comunicación; luego la Inteligencia Territorial se ha enriquecido de las ciencias económicas, la geografía, las ciencias y tecnologías de información y comunicación, y el knowledge management.

La cuarta fase refiere a una IT “orientada hacia el desarrollo sostenible”. Se define la IT como la « ciencia que persigue el desarrollo sostenible de los territorios y cuyo sujeto es la comunidad territorial » (Girardot, 2009) Constituye el campo polidisciplinario de conocimientos universales sobre estructuras y dinámicas de los territorios en una perspectiva de desarrollo sostenible, y propone redes de actores en un proceso cognitivo y de co-construcción de una inteligencia colectiva para desarrollar cada territorio de forma sostenible.

La quinta fase refiere al “nacimiento de una cooperación científica con América latina”: aquí se delinean dos grupos de investigación-acción –en Europa y en América Latina- que alimentaban iniciativas locales fundadas en la participación de las personas y la cooperación de los actores, con la particularidad de implicar investigadores y actores, en la producción de conocimiento y en la acción.

La sexta fase refiere a la definición concreta de una “agenda global de transición socio-ecológica” para impulsar agendas locales participativas. Como veremos a continuación nuestras Agendas son de Inteligencia y Justicia Territorial y se orientan a construir Agendas Públicas, base de Políticas de Estado.

 

 

5. ORIGENES DE LA INTELIGENCIA TERRITORIAL EN AMERICA LATINA

Cuando -entre 2007 y 2009- pudimos conocer cómo hacían IT los europeos de la ENTI Network, estuvimos debatiendo acerca de cómo construir una perspectiva que nos identificara como latinoamericanos y cómo poder representarla mediante una metáfora, dado que nuestro quehacer, además de teórico, es siempre en territorio con actores. Así nació la Perspectiva EIDT en Entendimiento, Inteligencia y Desarrollo Territoriales.[1] Comenzamos a aplicar la teoría y la metodología EIDT en Entre Ríos (Argentina) y Lavalleja (Uruguay) con la metáfora de “la mesa y las tortas”. Tres patas representan los pilares de la regulación en Max Weber: el Estado, las comunidades y el mundo empresario, respectivamente justicia pública, justicia social y justicia económica. La cuarta pata representa el conocimiento científico y la educación en el marco de un paradigma emergente (de Sousa S.), vale decir justicia cognitiva. Cada pata se compone de astillas de diversa madera, unas más ligadas a diversas justicias –pública, social, económica, cognitiva- y otras a las injusticias dentro de cada pata, siempre presentes. La tabla de la mesa representa el ambiente con sus lugares,  y  también está 

 

FIGURA 2 - LA METAFORA DE LA IT LATINOAMERICANA (Bozzano,Karol y Cirio, 2009)

A la izquierda, la IT; a la derecha, la Desinteligencia Territorial y la Injusticia Territorial

Figura 2

 

integrada por astillas de diversa madera, unas con justicia ambiental, otras con injusticia ambiental. Las tortas son los micro-proyectos -y sus acciones- elegidos, no sin disputas, por el colectivo y no por un ser iluminado de alguna de las patas. Por ejemplo, en las cuatro Agendas Científicas expuestas a continuación, cada tabla representa la problemática compleja elegida –por ejemplo las cuatro Agendas corresponden a cuatro tablas, pudiendo o no ocupar el mismo territorio- y las tortas son las actividades  acordadas cada una con un programa de micro-acciones. Tabla y tortas refieren en general a la gestión integral del territorio. Cualquiera sea la edad o la pata de la mesa que representemos, se trata de un proceso perpetuo de aprender tanto a aprender como a afrontar y resolver un sinnúmero de problemas, inercias, conflictos y contradicciones, siempre buscando con soporte teórico una visión más general, ejemplar y replicable. Tanto en las instituciones, como en la ciencia, la comunidad y el mundo empresario, es muy frecuente la tentación por hacer proyectos y tomar decisiones  desde  una o  dos “patas de la mesa”. Puede  resultar  más  simple, cómodo y directo, pero también incrementa las posibilidades de naufragio, por la sencilla razón que ninguna de las cuatro patas sostiene la mesa por si sola. La pata del conocimiento, no sólo científico, podrá dar más y mejor sostén a la tabla de la mesa: el ambiente y sus lugares. Los cuatro colores de fondo refieren a las cuatro perspectivas y abordajes de la IT latinoamericana, en orden ascendente: sujetos, objetos o proyectos, herramientas y proyección o transformación.

 

6. PRESENTE DE LA INTELIGENCIA TERRITORIAL

En la “Formación IT Uruguay 2012-2014” más de ochenta personas –investigadores de diversas disciplinas y actores territoriales- de Europa y América Latina escribieron qué entienden por Inteligencia Territorial. Puede ser útil su lectura y análisis. [1] Por motivos de espacio seleccionamos aquí tres de ellas  http://territoriosposibles.fahce.unlp.edu.ar/que-es-it

En 2012, el Dr.Jean-Jacques Girardot (Université de Franche-Comté, Francia) escribe: “La Inteligencia Territorial es el proyecto científico “polidisciplinario” que tiene por objeto el desarrollo sostenible y por sujeto a la comunidad territorial. Se basa en una visión sistémica del territorio, incluido un espacio geográfico, una comunidad, sus representaciones y sus comportamientos. Concede importancia al nivel local en una lógica interescalar, de lo local a lo global. Es una inteligencia colectiva que se basa por un lado en la interacción entre cada ser humano y su medio ambiente y, en segundo lugar, la relación entre las personas. Hoy en día cuenta con el poderoso artefacto de la tecnología de la información. Esto influye en la gobernabilidad y el comportamiento de cada individuo, de las organizaciones y de las comunidades públicas. La gobernanza territorial puede ampliar o restringir la participación, el equilibrio entre cooperación y competencia, el bienestar equitativo y sostenible de los recursos y el empoderamiento de cada uno y todos. Como herramienta de gobernanza, la observación debe permitir -con ayuda de la ciencia- el acceso sostenible a la información y los conocimientos, así como la co-construcción de la resiliencia y del desarrollo sostenible de los territorios.” (MEC-INTI-IDL-CLAEH;2014:23)

En 2012, la Dra.Blanca Miedes (Universidad de Huelva, España) escribe: “Coexisten diferentes definiciones de “inteligencia territorial” que son fruto de un vivo debate sobre este término, en diferentes regiones del mundo, tanto en los campos científicos interesados en la investigación sobre las dinámicas de desarrollo  territorial, como en el terreno de las políticas y acciones orientadas a la promoción del desarrollo de los territorios en diferentes contextos. Desde mi punto de vista, la inteligencia territorial es un enfoque de investigación-acción multidisciplinar, en el que intervienen investigadores y actores territoriales y que tiene básicamente dos objetivos: mejorar la comprensión de los factores que intervienen en el desarrollo sostenible y socialmente justo de los territorios y, sobre la base de esos conocimientos, incrementar la pertinencia, eficacia, eficiencia de las acciones y proyectos de los actores para lograr el buen vivir de sus habitantes en armonía con la naturaleza. Desde el punto de vista de la investigación, es un enfoque que, apoyándose en las potencialidades de las tecnologías de la  información y la comunicación, busca la integración de todos los puntos de vista, tanto de las diferentes disciplinas científicas como de los diferentes actores territoriales involucrados en las  dinámicas que se pretenden investigar. La ventaja de este enfoque es que mejora la calidad de la investigaciones realizadas, pues moviliza los conocimientos y los saberes prácticos de los actores sobre el terreno y a la vez permite que estos mismos actores se apropien directamente de los resultados de las investigaciones y los apliquen directamente a sus proyectos, reforzando la utilidad social de la actividad investigadora. Desde el punto de vista de la acción, este enfoque supone la cooperación de dichos actores en la puesta en marcha de dispositivos de observación y evaluación compartidos (diseñados respetando los principios científico-técnicos que garanticen su idoneidad en cada contexto) que les permitan sistematizar sus conocimientos y aprendizajes, así como construir lenguajes comunes que lleven a representaciones más integrales de la problemática abordada e identificar cauces de acción cooperativos a partir de sus intereses, a priori considerados divergentes. La generalización de estos procesos de investigación-acción pueden tener como resultado que los territorios se vuelvan más “inteligentes”, es decir, que sus habitantes mejoren su capacidad individual y colectiva de aprender a  identificar sus problemas, o de un modo más general, de definir cómo quieren vivir; que mejoren su capacidad de desarrollar un entramado de proyectos territoriales que den respuesta a esas expectativas; y, muy especialmente, que desarrollen su capacidad de aprendizaje a partir de todas esas experiencias.” (MEC-INTI-IDL-CLAEH;2014:26)

En 2013, H.Bozzano escribe: “La Inteligencia Territorial supone el trabajo con seis ideas fuerza afines y complementarias, que ponen el foco en seis aspectos:

1) Decisión: La IT trabaja para que cada comunidad, siendo más conocedora y consciente de los problemas que tiene –a nivel local, regional y global- decida co-construir y definir –con instituciones, empresarios y científicos- un futuro -con sus acciones y sus proyectos- y pueda construir una locusglobalización (Bozzano, 2009), vale decir otra globalización: multicultural, biodiversa y más sobria.

2) Agenda: La IT trabaja con agendas de transición socio-ecológica y transformación para que cada territorio –como objeto- sea posible, viable, factible y sustentable, y para que cada comunidad –como sujeto- sea consciente y hacedora de su propio destino, junto a las instituciones, a los científicos de terreno y a los empresarios que los escuchen y consideren.

3) Proceso: La IT es un triple proceso simultáneo de transformación -lento, gradual y no exento de inercias y contradicciones- orientado a la co-construcción de personas o números en sujetos o ciudadanos, de ideas vagas en proyectos viables y factibles, y de espacios planos globales en territorios multiculturales, biodiversos y sobrios.

4) Tránsito: La IT es el tránsito de un proceso de construcción de conocimiento –formación, educación, capacitación, concientización, comunicación, difusión- a un proceso de construcción de un poder social conviviente –y no guerrero- con el poder político, empresario y de los mass media, que construya -locusglobalización mediante- justicia social global y justicia ambiental global.

5) Propósito: La IT trabaja para promover identidades multiculturales y biodiversas de la gente y de sus lugares, para dar respuesta a necesidades materiales, en particular las más acuciantes en quienes menos tienen y para promover sueños, expectativas y anhelos de la gente, para que piensen y actúen por y para poder construir juntos un futuro mejor.

6) Proyecto Científico: La IT es un proyecto científico en desarrollo que pone el énfasis en una caja de herramientas: métodos y técnicas para hacer proyectos concretos, en una docena de conceptos teóricos, para construir en mejores condiciones su status científico y en cuatro rasgos del paradigma emergente de la ciencia para contribuir a construir justicia social global y justicia ambiental global con IT mediante agendas de transición socio-ecológica y transformación.” (MEC-INTI-IDL-CLAEH;2014:33)

7. TRANSFORMACION

Varios años antes de conocer el concepto de Inteligencia Territorial, veníamos investigando acerca del concepto de Transformación. En América Latina este concepto tiene fuerte aceptación; en contrapartida, en Europa, cuando lo expusimos en las diversas Conferencias Internacionales y eventos en los que tuvimos oportunidades de asistir desde 2007 al presente, no tuvo eco. Sin embargo, los científicos europeos nunca negaron nuestras perspectivas.

Si bien son varias las nutrientes teóricas en las que hemos abrevado, rescatamos algunos pilares de la Epistemología del Sur (B.de Sousa Santos, 2009) y la Ciencia Social Emancipadora (E.O.Wright, 2009, 2015). De Boaventura se incorporan principalmente sus tres premisas en la Epistemología del Sur, así como la ecología de saberes, el conocimiento-emancipación y el conocimiento-regulación, estos últimos con base en Max Weber; el primero, relacionado con la estética, el conocimiento y la ética, mientras que el segundo, con el Estado, el mercado y la comunidad. Sus tres premisas en resumen plantean (1) las cuestiones de la justicia social global en un contexto de justicia cognitiva global, (2) en un escenario de perdurabilidad y permanencia del capitalismo y el colonialismo, y (3) trabajando en prácticas de conocimiento que permitan intensificar la voluntad de transformación social. En nuestra red incorporamos la justicia ambiental a la justicia social. También referimos más adelante a los pilares de un paradigma científico emergente en de Sousa Santos. De Olin Wright se trabaja en las tres etapas en la construcción de una Ciencia Social Emancipatoria: el diagnóstico crítico, la imaginación de alternativas y el desarrollo de una teoría de la Transformación, así como con las tres formas de poder: capitalismo, socialismo y estatismo. Nos interesa el doble foco que el autor pone en la estrategia: la macro-política y la micro-social, trascendiendo estructuras y neutralizando daños; también su concepto de utopías reales, proponiendo domar al sistema desde arriba y erosionarlo desde abajo; Wright rescata instituciones utópicas reales existentes tales como cooperativas de trabajadores, bibliotecas públicas y la producción P2P en Wikipedia.[2]

Desde 2005 nuestra perspectiva de Transformación puede resumirse en dos fases de producción teórica y aplicada. En la primera (Bozzano; 2006, 2009, 2012) referimos a tres, luego cuatro y finalmente cinco tipos de transformación: en conciencias, en espíritus, en miradas, en acciones y en objetos. En la segunda fase (Bozzano; 2012, 2013, 2015) planteamos que la transformacón se despliega en cuatro planos: subjetivo (en cuerpo, alma y conciencia), social (en el relacionamiento entre las “patas de la mesa”), ambiental (en la adopción de conductas sustentables al medio ambiente) y decisional (en la incidencia compartida en las tomas de decisiones). Una Agenda Científica co-construida –nunca sin esfuerzo ni conflictos-  entre las “cuatro patas de la mesa” e integrada por micro-acuerdos, micro-disensos, micro-acciones, micro-logros, micro-fracasos y micro-transformaciones, todas ellas integrantes de macro-transformaciones (Bozzano, 2012, 2013) podrá prefigurar de manera más sostenible una Agenda Pública, y ésta ser base de una Política de Estado.

 

8. TRIANGULACIONES PARA ATERRIZAR LAS TEORÍAS. También muchos años antes de conocer la Inteligencia Territorial veníamos intentando poner en diálogo en nuestras investigaciones aplicadas -desde una perspectiva interdisciplinaria o polidisciplinaria- una serie de macro-conceptos propios de Teorías Sociales, Territoriales/Ambientales y de la Transformación, dado que pensábamos que para hacer Investigación-Acción-Participativa (Fals Borda) era necesario conocer problemas y procesos tanto sociales como territoriales y/o ambientales, así como la manera de resolverlos o transformar los estados de cosas, generalmente conflictivos y difíciles.

Hace cuatro años propusimos cinco triangulaciones para ejecutar en mejores condiciones la Transformación con Inteligencia Territorial, la segunda de ellas precisamente es una triangulación teórica: social, territorial y de la transformación. El objetivo general fue ir aterrizando la teoría, a la vez que acotando y precisando las fases de nuestras investigaciones (objetos, proyectos, procesos) no solo el estudio o diagnóstico, sino la intervención y la transformación propiamente dicha. Hoy pensamos que cuando se ejecuta la Transformación con IT tiene lugar la Justicia Territorial. “En apretada síntesis se trata de cinco triangulaciones que avanzan progresivamente desde espacios de la reflexión y la producción científica más abstracta –paradigmas, teorías y otros saberes no científicos tradicionales- hacia espacios de la reflexión y de la acción más práctica ligada al quehacer concreto –los proyectos: objetos de estudio, intervención y transformación- con los tres, diez, cien, mil o más sujetos de nuestros objetos; vale decir con la gente, que sin saber qué es un objeto, un sujeto o un proyecto, quiere y merece vivir mejor, solucionar sus problemas y ser más feliz, en un marco de respeto a la multiculturalidad y a la biodiversidad. Siendo de diferente grado de abstracción, se procura que las cinco triangulaciones vayan entablando un diálogo más fructífero entre la ciencia y la gente, particularmente con las miles de millones de personas más postergadas por muchos de los productos de los sistemas dominantes: el capitalismo, el colonialismo, la corrupción y el paradigma dominante de la ciencia, de fuerte raigambre occidental también. La primera triangulación, más abstracta, refiere a la articulación de tres tesis de un paradigma emergente en la Ciencia: “todo conocimiento es local y total; todo conocimiento busca constituirse en autoconocimiento, y todo conocimiento científico busca transformarse en sentido común” (de Sousa; 2009). La segunda triangulación es preferentemente teórica, bien compleja y refiere a la sinuosa articulación de Teorías Sociales (N.Long, 2007, y otros), Territoriales (M.Santos, 1996, y otros) y de la Transformación (de Sousa, 2009, O.Wright, 2009, 2015, y otros). La tercera triangulación, ya más cerca de la gente, refiere a la construcción de cada objeto de estudio (a partir de Bachelard, 1984) apoyados en una tríada social de procesos, lugares y actores articulados (Bozzano, 2006, con base en E.Durkheim, M.Weber, K.Marx, H.Lefebvre y M.Santos). La cuarta triangulación, sobre el  objeto de intervención, refiere a tres procesos de co-construcción graduales y articulados: personas en sujetosespacios en territorios e ideas en proyectos. Mientras que la última sobre el  objeto de transformación refiere a nuestro cometido en esta vida y en este mundo: identidades, necesidades y sueños en un marco de multiculturalidad y biodiversidad, mediante un sinnúmero de micro-acciones creadoras muchas de ellas de micro-logros e interpretadas y vividas éstas como micro-transformaciones en conciencias, en espíritus, en miradas, en acciones y en objetos”. (Bozzano, 2012:77-78)

 

9. AGENDAS CIENTIFICAS DE INTELIGENCIA Y JUSTICIA TERRITORIAL. Por qué y cómo las Agendas Científicas? Existen varias modalidades de Agendas: públicas, privadas, público-privadas, de partenariados, sociales, ambientales, gremiales, religiosas, políticas, científicas, culturales, deportivas, turísticas, gastronómicas, musicales, festivas y muchas otras. En la INTI Network europea ejecutan Agendas de Transición Socio-Ecológica; en la INTI latinoamericana se denominan Agendas de Inteligencia y Justicia Territorial o Agendas de Transformación. En toda la INTI son Agendas de base científica o simplemente Agendas Científicas. Se trata de agendas de partenariado[3] construidas desde un paradigma emergente con participación de las “cuatro patas de la mesa de la IT” siempre desde el origen del proceso. Persiguen una visión de macro-transformación –subjetiva, social, ambiental y decisional- más allá de las micro-transformaciones que porta cada una acerca de las actividades y acciones concretas que se acuerden ejecutar. La pretensión es que los temas de Agenda deriven en Políticas de Estado o Políticas Públicas y que los sujetos partícipes se sientan coautores de las políticas.

 

10. TRES AGENDAS CON ARRAIGO CRÍTICO EN AMÉRICA LATINA. Las tres Agendas que presentamos brevemente aquí tienen un arraigo crítico, triste y doloroso, debido a que las encontramos en miles de lugares donde no terminan de resolverse problemas estructurales para toda América Latina: deben ser Políticas de Estado y no lo son, al menos lo suficiente.

El PIO UNLP - CONICET  “Gestión Integral del Territorio”[4] ejecutado entre 2014 y 2016,

Figura 3

FIGURA 3 : CASOS EN EL GRAN LA PLATA, Sureste de la Región Metropolitana de Buenos Aires. La cuenca de los Arroyos Maldonado y Zoológico, los Canales del Puerto y sus áreas de influencia (Partidos de La Plata, Ensenada y Berisso, Buenos Aires, Argentina). Posición en la Región Metropolitana de Buenos Aires.  Elaboración propia con base en Google Earth (PIO: Rocío Rodriguez Traducci, Daniela Cortizo y Gastón Cirio)

luego de un arduo camino (objeto de estudio: identificación de problemas sociales y ambientales) permitió formular treinta Temas de Agenda Científica emergentes de la investigación (objeto de intervención); ellos fueron clasificados de acuerdo a su origen en cuatro grupos: 1) temas de agenda emergentes preferentemente desde las ciencias naturales, 2) de las ciencias exactas, 3) de las ciencias sociales y 4) desde organizaciones, comunidades, instituciones y empresas que escaparon a nuestro macro-objeto de investigación. La combinación, articulación e interpenetración de estos treinta temas –fruto de unas veinte entrevistas y varios talleres donde se expusieron resultados de las investigaciones- y la interacción con las “cuatro patas de la mesa” contribuyeron a priorizar tres Temas de Agenda debido a su alto impacto social y ambiental, y su replicabilidad en toda América Latina como temas emergentes de Agenda Pública.[1] En cada Agenda Científica de Inteligencia y Justicia Territorial (objetos de transformación) participa un buen número de actores de las “cuatro patas de la mesa”. Cada mesa está abierta a nuevos actores. Ha sido propuesta a nuestras autoridades la institucionalización de cada Agenda en el marco del OMLP Observatorio Medioambiental La Plata,[2] con la participación de representantes científicos, instituciones públicas, organizaciones sociales y empresas.

Agenda Científica 1 “Territorio, Industria y Ambiente” (en marcha desde Noviembre 2015 en barrios y lugares de Ensenada, Berisso y La Plata vecinos a la Refinería YPF y empresas del Polo Petroquímico). El objetivo es entre todos reducir gradualmente año a año (durante la próxima década) la contaminación y el riesgo ambiental, manteniendo los empleos. El propósito es ambicioso: convertir en 10 a 20 años esta Agenda Científica en una Política de Estado replicable con matices en América Latina. Seleccionamos dos temas concretos para comenzar con la ejecución de Agenda: la evaluación de residuos de la industria pesquera (quitosano) como adsorbentes de hidrocarburos en agua (Zaritzky et al, 2015)[3] y la contaminación del aire.[4] Hasta el momento los participantes son el PIO, organizaciones sociales y ambientales, la OPDS Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible, el ADA Autoridad del Agua, el Defensor del Pueblo, el Ministerio de Infraestructura, los Municipios e YPF.

 

Figura 4

FIGURA 4 : AGENDAS DE INTELIGENCIA Y JUSTICIA TERRITORIAL EN EL GRAN LA PLATA. En la imagen, al Norte , la Agenda 1, al Sur la Agenda 2 y al centro la Agenda 3.Elaboración propia con base en Google Earth (PIO: Horacio Bozzano y Gastón Cirio)

La realización de Tres Mesas de Trabajo ha permitido avanzar considerablemente en estos dos temas: hidrocarburos y quitosano, y calidad del aire y salud, este último un tema muy complejo. Fue determinante la participación de las “cuatro patas de la mesa”.

Agenda 2 “Urbanización Informal y Asentamientos Precarios” (en marcha desde Mayo 2016) El objetivo es entre todos mejorar las condiciones ambientales y sociales de asentamientos con alta vulnerabilidad ambiental y social. El propósito es ambicioso: convertir en diez a quince años esta Agenda Científica en una Política de Estado, replicable con matices, en América Latina. Para ello elegimos un caso muy significativo del Gran La Plata situado en la Cuenca del Arroyo Maldonado: el Barrio Puente de Fierro, en la Delegación Municipal Altos de San Lorenzo (La Plata). Es el mayor entre los 190 asentamientos precarios del Gran La Plata; se estima que en este barrio viven entre 6 y 7 mil personas. El trabajo se ejecuta con el fin de dar fuerte replicabilidad en toda la Provincia. Los participantes al momento son un buen número de organizaciones barriales, sociales y políticas, el PIO, la Municipalidad de La Plata, diversos Programas de Nación y Provincia, Cáritas La Plata y ProHuerta; acompañó al inicio el Consejo Social UNLP.[1]

Agenda 3 “Tierras Vacantes y Urbanización con Inteligencia y Justicia Territorial”. El objetivo es ocupar con racionalidad ambiental y social las tierras urbanas vacantes según la nueva Ley 14.449 de Acceso Justo al Habitat y otras regulaciones vigentes. El propósito es ambicioso: convertir en una década esta Agenda Científica en una Política de Estado, replicable con matices, en América Latina. Se trabajó en detalle en cada lote vacante de la Cuenca del Arroyo Maldonado desde muy diversas perspectivas, no sólo la inundabilidad. El caso en ejecución es en Villa Elvira, sobre un brazo del Arroyo Maldonado. Comprende un conjunto de tierras vacantes (superficie 34 hectáreas y 70 centiáreas en 24 parcelas de privados) en parte inundables, atravesadas por pequeños brazos de arroyos y rodeadas de espacios urbanos residenciales. El trabajo se ejecuta con el fin de dar fuerte replicabilidad en toda la Provincia. Los Participantes al momento son organizaciones sociales, barriales y clubes, el PIO, la Municipalidad de La Plata, varios Programas de Nación y Provincia, así como el recientemente creado Consejo Local previsto en la Ley 14.449.[2]

 

11. UNA AGENDA CON ARRAIGO CRÍTICO EN BUENOS AIRES. La  Agenda “Municipalización y Descentralización” que presentamos brevemente aquí tiene un arraigo social crítico, conflictivo y contradictorio, considerando que la Ley Orgánica de las Municipalidades vigente en la Provincia de Buenos Aires es, en términos de descentralización y de creación de nuevos municipios, la más desactualizada de la República Argentina, y muy probablemente sea una de las más obsoletas de América Latina.[3] De todas maneras no sólo con leyes se solucionan los problemas.

El objetivo es –dado el interés de diversos actores públicos, económicos y sociales- ejecutar con nuestro Programa de Investigación TAG IdIHCS UNLP-CONICET unas Agendas Científicas con IAP mediante criterios de sostenibilidad socio-cultural, territorial-ambiental y económico-financiera que contribuyan a producir una descentralización municipal con inteligencia y justicia territorial en millones de ciudadanos y miles de lugares en la Provincia de Buenos Aires, hoy insuficientemente atendidos por los gobiernos.[4] El propósito es ambicioso: convertir en una década esta Agenda Científica en una Política de Estado bonaerense, replicable con matices para la provincia metropolitana y la provincia pampeana investigadas en 2006. La hipótesis es que la ejecución de sus resultados es de gran utilidad teórica y fáctica para que el contenido de la nueva ley que reemplace a la Ley Orgánica de Municipalidades vigente no termine siendo una cáscara regulatoria con insuficiente contenido social, territorial y económico.

Aún hoy en nuestra Provincia la creación de nuevos municipios es resorte de los poderes políticos: el Ejecutivo y las Cámaras. Si bien en algunas ocasiones durante las dos últimas décadas el panorama ha parecido cambiar de rumbo, la ley aún no contempla reivindicaciones sociales, trabajos científicos ni técnicos que puedan dar sustentabilidad social, territorial y económica. Se han creado municipios con menos de diez mil habitantes, y otros municipios con más de 700 mil habitantes, incluso uno –La Matanza- con una estimación actual superior a los dos millones de habitantes, permanecen como municipios, junto con otros con mil veces menos población. No es sólo un tema demográfico.

Con esta Ley vigente, las divisiones entonces se politizan, y los decisores terminan generalmente no contemplando suficientemente aspectos relacionados con sostenibilidades socio-culturales, territoriales-ambientales y económico-financieras, todas ellas previas a la sostenibilidad político-institucional. Hay una expresión en el Río de la Plata que expresa esta situación: “Se pone el carro delante del caballo” y la sociedad civil, aún sin tener muy claros los motivos, así lo siente en general. Tiene lugar así un proceso de distanciamiento generalizado entre muchos políticos y la gente de a pie. Mientras tanto, nosotros, los científicos, seguimos en general en nuestra burbuja teórica disciplinar o multidisciplinar, alejados de ambos y particularmente alejados de la resolución de tantas problemáticas estructurales. Algunos actores económicos entonces aprovechan el campo libre.

La temática de Municipalización y Descentralización fue investigada por integrantes del actual Programa TAG IdIHCS UNLP-CONICET desde 1992, particularmente en la Provincia de Buenos Aires.[5] Debido al gran número de demandas sociales y de requerimientos institucionales nuestro equipo comenzó a investigar hace mas de veinte años en modelos de gestión con base científica para evaluar la factibilidad de creación de nuevos municipios bonaerenses. En 2006 se propuso al Gobierno Provincial la instrumentación de una “Modalidad de Gestión Institucional para evaluar la viabilidad en la creación de nuevos Municipios en la Provincia de Buenos Aires”[6] el cual comprende cuatro etapas comunes a toda demanda emergente por nuevos municipios:  I-Sostenibilidad socio-cultural;[7] II-Sostenibilidad socio-territorial y ambiental;[8] III-Sostenibilidad económico-financiera[9] y IV-Sostenibilidad político-institucional,[10] esta última a cargo de los Poderes Ejecutivo y Legislativo Provincial.

En el libro “Municipalización en América Latina” el capítulo “Los Nuevos Municipios y el Metodo Territorii . El caso de la Provincia de Buenos Aires, Argentina” tuvo los siguientes objetivos: 1) Exponer y aplicar el Método Territorii al caso de los nuevos municipios en la Provincia de Buenos Aires; y 2) Ofrecer categorías y conceptos teóricos de la Inteligencia Territorial y la Transformación para la construcción de una nueva matriz para el debate de la municipalización en América Latina, más próxima a la operacionalización de las tres premisas de la Epistemología del Sur en Boaventura de Sousa Santos y de una Ciencia Social Emancipatoria en Olin Wright. Estos dos objetivos organizan el texto en tres partes con una veintena de ítems: 1-El Método Territorii de Inteligencia Territorial y Transformación, 2-Aplicaciones de Territorii al caso de municipios y nuevos municipios en la Provincia de Buenos Aires; 3-Inteligencia Territorial y Transformación en nuevos municipios; y Conclusiones preliminares: Una agenda de hechos, mas que de discursos.

Actualmente, dado el interés mencionado de diversos actores por la realización de estas investigaciones en grandes municipios metropolitanos de Buenos Aires y en algunos del interior bonaerense nuestro Programa de Investigación TAG IdIHCS UNLP-CONICET se encuentra abocado a la realización de un STAN Servicio Tecnológico de Alto Nivel en el marco del CONICET Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas.[11] La hipótesis es la siguiente: “Investigar en cada municipio que fuera menester tres grupos de sostenibilidad –socio-cultural, territorial-ambiental y económico-financiero- con una metodología científica probada, bajo los preceptos de la IAP y en el marco de una Agenda de Inteligencia y Justicia Territorial ofrece argumentos más sólidos para que los decisores político-institucionales tomen sus decisiones sobre descentralización municipal y/o creación de nuevos municipios.”

 

12. JUSTICIA TERRITORIAL. Tres grupos de aprendizajes fueron seguramente determinantes del macro y micro-concepto que aquí hoy se propone: a) los aportes científicos de nuestros maestros (Milton Santos, Orlando Fals Borda, Paulo Freire, Jean Jacques Girardot, Boaventura de Sousa Santos, Olin Wright y Jose Luis Coraggio, entre otros), b) el conocer más de cien procesos de IAP en varios países de América Latina en una oncena de temáticas,[12] y c) el madurar, chocarse y avanzar con formas de gobernanza territorial con las “cuatro patas de la mesa” de la IT en muchas de estas iniciativas. Finalmente, como una combinación de estos tres factores, asumir que lo polidisciplinario (Edgar Morin) y el paradigma científico emergente (de Sousa Santos) contribuirán a que los científicos podamos producir más y mejores resultados orientados a solucionar algunos de los miles de problemas sociales y ambientales de la compleja y multidimensional realidad.

  

Qué es la Justicia Territorial? Es el campo científico disciplinario incipiente –de base polidisciplinaria- cuyo triple objeto es, superando niveles discursivos, el desarrollo sostenible verdadero del territorio, el desarrollo de otra Educación realmente efectiva para todos y la ejecución de otras Políticas de Estado que en los hechos lleguen a todos; y cuyo cuádruple sujeto son las comunidades de ciudadanos comprometidos y decentes, los políticos comprometidos y decentes, los empresarios con responsabilidad social y ambiental y los sujetos de conocimiento científico, universitario, educativo y de otras modalidades cognitivas en condiciones de aplicar, aunque fuera parcialmente, el paradigma científico emergente (de Sousa Santos, 1987, 2009). La Justicia Territorial convive de manera perpetua, conflictiva y contradictoria con la Injusticia Territorial desde el momento que en todo territorio “...cooperación y conflicto son base de la vida en común”.(Milton Santos, 1996) La Justicia Territorial y la Injusticia Territorial son producto de procesos de Inteligencia Territorial y Desinteligencia Territorial, siempre interpenetrados y de dificultoso análisis aislado. Estos procesos se nutren de las “diversas astillas de cada pata y de la tabla de la mesa” de la Inteligencia Territorial latinoamericana. Conviven al interior de cada organización, de cada institución, de cada lugar y de cada territorio componentes de justicia social e injusticia social, justicia pública e injusticia pública, justicia económica e injusticia económica, justicia cognitiva e injusticia cognitiva, justicia ambiental e injusticia ambiental, vale decir, astillas de buena madera y astillas de mala madera, siempre: es nuestra esencia como seres humanos.[13] Sin embargo, la Justicia y la Injusticia Territorial no son la sumatoria de miles de millones de micro-decisiones de cada ser humano: existen macro-procesos a los cuales cada pulso de la Historia y desde cada lugar de la Geografía se ha ido respondiendo.[14]  

 

Premisas de la Justicia Territorial. Tienen el objetivo de aplicar y “aterrizar” la teoría y la perspectiva epistemológica. Si bien no son absolutas, se exponen a consideración del mundo científico 17 premisas provisorias para ir construyendo y validando gradualmente año a año la propuesta de esta nueva disciplina de base “polidisciplinaria” (Edgar Morin), o bien para desecharla. En realidad deberíamos reflexionar y ver en qué medida podemos aplicar en los hechos –más que en los discursos- estas 17 premisas en cada una de nuestras investigaciones científicas. Las premisas están orientadas en tres direcciones: a) Superar la resistencia, vale decir no solo hacer críticas o mantener el statu quo, b) Construir ciencia alternativa, vale decir aplicar el paradigma científico emergente, y c) Transformar, vale decir aportar desde la ciencia a producir micro transformaciones virtuosas para coproducir un mundo mejor para todos, mas que para algunos.[15]

Premisa 1. “Transformar 1: Transformaciones virtuosas vs viciosas”. Evaluar en cada una de nuestras investigaciones si las transformaciones son subjetivas, sociales, ambientales y decisionales; si son multiculturales, biodiversas, sobrias, honestas y que apunten a la felicidad; o bien si aportan al statu quo imperante manteniendo o promoviendo despilfarros, fanatismos, mezquindad, soberbia, corrupción y un sinnúmero de miserias humanas más; o bien si se quedan en la resistencia y la denuncia, y no avanzan en la transformación. Vale decir, se trata del construir virtuoso y el deconstruir vicioso, y también de construir “Justicia Territorial” en su versión 1 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 2. “Transformar 2: Educación”. Evaluar si en la ejecución de cada una de nuestras investigaciones estamos dispuestos a sumar en los hechos a la gente, y no como un mero compromiso. Con educación, cada uno de nosotros –las “cuatro patas”- nos transformamos de manera virtuosa, porque “...la educación es el arma mas poderosa para cambiar el mundo” (Mandela), porque “...la educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo” (Paulo Freire) y porque “...la educación es básica para la felicidad social” (Benito Juárez). Vale decir, se trata de construir educación para todos, se trata de construir “Justicia Territorial” en su versión 2 (Bozzano, 2009)

Premisa 3. “Superar la resistencia  1: Construir otro poder”. Evaluar si cada una de nuestras investigaciones altera, aunque sea en pequeña medida, la matriz dominante de poderes económicos, políticos y de los medios de comunicación, y si en alguna medida suma las otras dos patas de la mesa de la IT y la tabla: el poder social, el poder del conocimiento y la justicia ambiental. Se sugiere trabajar en la propuesta de Olin Wright: “aplastar, escaparle, domar o erosionar el capitalismo?”. Vale decir, sin poner una bomba al capitalismo, se trata de construir poderes alternativos, y también de construir “Justicia Territorial” en su versión 3 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 4. “Transformar 3: Macropolítica y microsocial”. Evaluar si cada una de nuestras investigaciones pone en diálogo real lo macropolítico y lo microsocial (Olin Wright), es decir si tiende a articular la visión de la macropolítica en los sujetos de nuestro objeto, no solo en quienes nos gobiernan politica y económicamente, junto a perspectivas microsociales, en el día a día de quienes tienen dificultades para enviar a sus hijos a la escuela, llegar a fin de mes y están más cerca de caer en la droga fácil. En buena medida se trata de articular procesos (macroprocesos) y actores (sus acciones) en cada lugar. Vale decir, se trata de construir sujetos autónomos, y también de construir “Justicia Territorial”, en su versión 4 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 5. “Producir ciencia alternativa 1 : Paradigma Emergente”. Evaluar si cada una de nuestras investigaciones pone el énfasis en una de las tantas reinterpretaciones de tres de los cuatro pilares del paradigma científico emergente en Boaventura de Sousa Santos (1987, 2009): a) nuestra investigación se orienta a que “Todo el conocimiento es local y total”? Buscamos ejemplaridad y replicabilidad en nuestros proyectitos al menos en América latina?; b) nuestra investigación se orienta a que “Todo el conocimiento es autoconocimiento”? valen por igual todos los saberes, o bien la filosofía, la ciencia y la religión siguen considerándose saberes superiores? y c) nuestra investigación se orienta a que “Todo el conocimiento científico busca constituirse en sentido común”?, o no terminamos produciendo la segunda ruptura epistemológica? Podemos lograrlo trabajando la propuesta de B.de Sousa, post P.Bourdieu. Vale decir, se trata de construir ciencia rigurosa alternativa, y también de construir “Justicia Territorial”, en su versión 5 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 6. “Producir ciencia alternativa 2: Epistemologías del Sur”. Evaluar si cada una de nuestras investigaciones pone el énfasis en una de tantas reinterpretaciones de las tres premisas de Boaventura de Sousa Santos: a) ejecutamos aunque sea en nuestro humilde proyecto, justicia social global con justicia cognitiva global? En la IT latinoamericana incorporamos la justicia ambiental, la justicia pública y la justicia económica (economia social, cooperativismo, etc), b) si “el capitalismo y el colonialismo continúan profundamente entrelazados”, qué hacemos? Qué opciones elegimos, las propuestas por Olin Wright o por quiénes? c) “intensificamos la voluntad de transformación social” (y ambiental) en los sujetos de nuestros objetos (o procesos o proyectos)? o los hacemos sin “IAP” (Fals Borda), sin “interfaces de conocimientos” (Norman Long), sin diálogos de saberes (Paulo Freire) y sin “ecologías de saberes” (Boaventura)? Vale decir, se trata de construir otros conocimientos diferentes a los dominantes, y también de construir “Justicia Territorial”, en su versión 6 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 7. “Producir ciencia alternativa 3: Justicia Territorial propiamente dicha”. Evaluar si cada una de nuestras investigaciones pone el énfasis en la justicia social y la justicia ambiental, mediante el auxilio de justicia cognitiva, justicia pública y justicia económica, o bien si directa o indirectamente cada investigación contribuye a la injusticia territorial, ésta con algunas dosis de injusticia social, injusticia ambiental, injusticia cognitiva, injusticia pública e injusticia económica. Recordemos que, desde esta perspectiva miltoniana, el territorio es la síntesis de las cinco componentes de la mesa: social, ambiental, cognitivo, político y económico. Vale decir, se trata de construir otra disciplina científica, y también de construir “Justicia Territorial” en su versión 7 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 8. “Superar la resistencia 2: “Confianza y vínculo”. Evaluar si la ejecución de cada una de nuestras investigaciones supone el respeto por el otro en lugar de la desconsideración, el desprecio y el ninguneo, aunque en la mesa esté sentado un ladrón, un corrupto o un mentiroso. Cuál es nuestra firmeza en la convicción y el poder moral para sentarnos con políticos, empresarios, ciudadanos y cientificos que piensan y actúan diferente. Las transformaciones son a nuestro juicio “intersticiales y simbióticas”, no “rupturistas” (Olin Wright), y llevará muchos años lograrla. Vale decir, se trata de deconstruir, reconstruir y no destruir; también se trata de construir  “Justicia Territorial” en su  versión 8 (Bozzano, 2009, 2’016)

Premisa 9. “Transformar 4: Problemas y soluciones”. Evaluar si la ejecución de cada una de nuestras investigaciones supone estudiar casi exclusivamente problemas (del conocimiento y de la realidad) en la ciencia; si son problemas: para quiénes?. Conocer, analizar y evaluar “el problema de cómo investigar la realidad para transformarla por la praxis” (Fals Borda). Evaluar si incorporamos posibles soluciones? para quiénes? Evaluar si investigamos soluciones entre las cuatro patas de la mesa de la IT. Cuánto de macro-problemas tienen nuestros micro-problemas? Cuánto de macro-soluciones tienen nuestras micro-soluciones? Vale decir, se trata de construir soluciones para todos; asimismo se trata de construir “Justicia Territorial” en su versión 9  (Bozzano, 2009)

Premisa 10. “Producir ciencia alternativa 4: Macroconceptos”. Evaluar si en la ejecución de cada una de nuestras investigaciones incorporamos a nuestro objeto de intervención y transformación los conceptos categoriales o aquellos más abstractos de nuestro objeto de estudio aunque sea de manera subyacente. Estos conceptos del objeto de estudio son los problematizadores de la investigación: deben tener su contraparte, vale decir deben ser “solucionadores” para las patas de la mesa participantes (segunda ruptura epistemológica en Boaventura, post Bourdieu). Vale decir, se trata de construir teoría resignificando teorías existentes con nuevos aportes empíricos, desde una perspectiva de praxis; asimismo, se trata de  construir “Justicia Territorial” en su versión 10 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 11. “Producir ciencia alternativa 5: Conceptos operacionales”. Evaluar si en la ejecución de cada una de nuestras investigaciones incorporamos los conceptos mas operacionales, así como las macrovariables y variables de nuestro objeto de estudio (formulados como problemas), pero reinterpretados en términos de las posibles soluciones emergentes producto de la coconstrucción con aportes de las “patas participantes de la mesa” de la IT. Vale decir, se trata de construir teorías operativas; asimismo, se trata de construir “Justicia Territorial” en su versión 11 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 12. “Transformar 5: Acciones”. Evaluar si en la ejecución de cada una de nuestras investigaciones estamos dispuestos durante muchos años de trabajo permanente a transitar un sinfin de micro-acuerdos, micro-disensos, micro-acciones, micro-logros, micro-fracasos y micro-transformaciones para lograr Justicia Territorial con Inteligencia Territorial con todos los actores de las “patas de la mesa” que decidan sumarse. Vale decir, se trata de construir praxis solidaria, y asimismo, se trata de construir “Justicia Territorial” en su versión 12 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 13. “Producir ciencia alternativa 6: Métodos y técnicas científicas”. Evaluar si en la ejecución de cada una de nuestras investigaciones estamos dispuestos a aplicar métodos y técnicas desde el primer minuto de nuestro proyecto con los sujetos de nuestro objeto: ciudadanos, organizaciones, políticos, empresarios, otros científicos; vale decir, con IAP (Fals Borda). Los cuestionarios, los mapas y todas las técnicas se trabajan con las “cuatro patas” desde el inicio. No los hacen científicos iluminados. Se aplican los saberes expertos de cada disciplina pero se consultan criterios y contenidos con los demás. Vale decir, se trata de construir métodos y técnicas con IAP, se trata de construir “Justicia Territorial” en su versión 13 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 14. “Producir ciencia alternativa 7: Agenda Científica”. Evaluar si en la ejecución de cada una de nuestras investigaciones hemos rescatado suficientes resultados y argumentos para construir una Agenda Científica que de cuenta de las principales problemáticas y las principales “solucionáticas” (a manera de esquemas conjuntos para construir soluciones) en un área de conocimiento de importancia en materia de Justicia Territorial, Justicia Social, Justicia Ambiental, Justicia Cognitiva, Justicia Pública y/o Justicia Económica. Vale decir, se trata de construir agenda científica; y asimismo, se trata de construir “Justicia Territorial”, en su versión 14 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 15. “Superar la resistencia 3: Mesa de Trabajo permanente”. Evaluar si en la ejecución de cada una de nuestras investigaciones hemos construido la suficiente confianza y respeto mutuo para que, rescatando resultados científicos, podamos poner en marcha una Mesa de Trabajo permanente donde se traten de manera planificada y respetuosa los temas de agenda seleccionados por el colectivo, de a uno por vez y así coconstruir transformaciones virtuosas en los planos y dimensiones mencionadas o en otras. Vale decir, se trata de construir espacios-tiempo de trabajo, y asimismo, se trata de construir “Justicia Territorial” en su versión 15 (Bozzano, 2009, 2016)

Premisa 16. “Producir ciencia alternativa 8: Neurociencias, Humanidad y Planeta”. Será necesario en lo sucesivo conocer los avances notables de las Neurociencias en el conocimiento del funcionamiento de nuestros hemisferios cerebrales (el racional y el emocional), en sus articulaciones, también en interrogantes sobre el cerebro reptiliano y el cerebro del amor, así como en investigaciones sobre la espiritualidad, el amor y el altruismo realizadas desde la Psicología y otras disciplinas. La Ciencia ya no es el campo del conocimiento de la razón pura porque ningún ser humano es razón pura. Somos seres sentipensantes (Fals Borda), también cuando hacemos Ciencia. Las implicancias de cada cerebro sentipensante en la Humanidad y el Planeta son mayúsculas, porque procesos, lugares y actores construyen y deconstruyen hace milenios cada territorio con su gente. La Ciencia aún está subdesarollada en la indagación acerca de estos temas, en buena medida por su propensión a la especialización disciplinar, y también por el prejuicio que la espiritualidad, el amor, el altruismo y temas afines –siendo ya muy investigados por la Ciencia- no son valoradas suficientemente entre buena parte de los científicos.

Premisa 17. “Superar resistencias,  producir  ciencia alternativa  y producir transformación: Políticas de Estado con aportes de la Ciencia.” Evaluar si en la ejecución de cada una de nuestras investigaciones cada integrante del colectivo participante -social, político, empresario y científico- logró superar sus propias resistencias, producir ciencia alternativa y producir micro-transformaciones virtuosas en los planos y dimensiones señaladas, como para visibilizar y dar una entidad a los resultados de la co-producción científico-pública-social-empresaria en términos de una Política de Estado replicable y ejemplar en otros lugares con situaciones más o menos semejantes en América Latina, Africa, Asia o en otras latitudes. Vale decir, se trata de construir Políticas de Estado, en un proceso en espiral circular perpetuo de Agendas Científicas, Agendas Públicas, Programas de Gobierno, Políticas Públicas y Políticas de Estado allí donde estas son débiles, discursivas o insuficientes. 

13. AGENDAS CIENTIFICAS, ALGUNAS CONCLUSIONES PARCIALES

Agendas Científicas I: Temas replicables en América Latina. Habiendo tenido la oportunidad de escuchar a mas de cuatro mil personas en los últimos ocho años ofrecemos una lista provisoria de temas de investigación básica y aplicada en los cuales la Ciencia está en condiciones de ofrecer aportes superando no sólo el statu quo, sino también la crítica y la resistencia. Ellos son temas de alta replicabilidad y ejemplaridad en América Latina: 1-respuestas a los pueblos originarios, 2-megaminería, ambiente y sociedad, 3-acuíferos subterráneos, hielos continentales, 4-fracking en hidrocarburos, 5-urbanizaciones informales, 6-tierras vacantes urbanas y periurbanas, 7-grandes industrias, ambiente y territorio, 8-descentralización municipal y asignación de recursos, 9-economía social y ambiente en medios rurales, alternativas a la sojización, 10-economía social y trabajo en medios urbanos, 11-turismo ambiental con economía social, 12-ordenamiento territorial con inteligencia y justicia territorial, 13-niños, adolescentes y futuro, 14-transparencia en las “cuatro patas de la mesa”, 15-otros temas.

Agendas Científicas II: Partenariados, Mesas de Trabajo y OIDTe. En simultáneo con las investigaciones propiamente dichas, estudiamos en nuestra Red Latinoamericana iniciativas relacionadas con experiencias ejecutadas en materia de partenariados intersectoriales –también denominadas comúnmente mesas de trabajo- preferentemente aquellos ejecutados con las “cuatro patas de la mesa” de la IT latinoamericana, para pulsar y calibrar cuáles modalidades podían ser las más operativas, particularmente considerando que el denominado “reunionismo sin objetivos claros y acordados”, reconocimos, tendía a disminuir los resultados del trabajo conjunto. Esta actividad fue un diálogo de saberes (Paulo Freire), también de frustraciones y desmotivaciones. En el caso del PIO nuestro trabajo –mediante entrevistas- en los tres Municipios (La Plata, Berisso y Ensenada), la Defensoría del Pueblo Provincial, la OPDS Provincial, la UNLP, la CIC, el CONICET, la Autoridad del Agua Provincial, la Subsecretaria de Habitat y Urbanismo Provincial, la Dirección de Hidráulica Provincial, Defensa Civil y un buen número de organizaciones sociales, políticas, barriales, ambientales, culturales y deportivas, no fue la excepción. En la mayoría de ellas los resultados habían sido mas frustrantes que virtuosos. Sin embargo en algunas de ellas rescatamos aspectos de notable valor para elaborar la propuesta que finalmente construimos en nuestro PIO, la cual ya se encuentra en ejecución en las tres Agendas en diferente grado. Como exponemos a continuación la propuesta marcha hacia la co-construcción de tres Observatorios OIDTe de Inteligencia y Desarrollo Territorial[16] permanentes en el marco de un macro-observatorio institucionalizado denominado OMLP Observatorio Medioambiental La Plata, impulsado por nuestras instituciones académicas y científicas de pertenencia: UNLP, CONICET y CIC de la Provincia.

Agendas Científicas III: Motivaciones y compromisos. Las motivaciones y los compromisos de cada ser humano consigo mismo, con los demás y con el ambiente registran un amplísimo abanico que se extiende entre el altruismo, la cooperación y el amor en un extremos, y el egoísmo, el desinterés y el resentimiento. Si consideramos las “cuatro patas y la tabla de la mesa” de la IT latinoamericana, cuál es nuestro verdadero compromiso y qué nos motiva? Luego de escuchar a 3900 personas en toda América latina durante los últimos siete años en nuestra Red Científica el aprendizaje  es hasta el momento que nos motivan tres cuestiones: qué soy, qué necesito y qué quiero, vale decir Identidades, Necesidades y Sueños.[1]

1) Qué grado de motivación podemos tener como ciudadanos si vivimos en un asentamiento precario buscando trabajo, buscando mejorar de mil maneras nuestras condiciones de vida, y entretanto la escuela y otras formaciones finalmente no nos ayudan a salir del pozo? En una de las tres Agendas PIO, en la Mesa de Trabajo con las organizaciones del Barrio Puente de Fierro, ellos formularon 25 temas en los que quieren trabajar para estar mejor; ya empezamos con las Mesas; también definieron cuáles de todos ellos son los más urgentes y acuciantes. Como en toda América latina, ellos conviven con personas “limadas” en su cerebro por la droga. Vamos aprendiendo a ser más solidarios, altruistas y cooperativos en la medida que identidades, necesidades y sueños afloran.

2) Qué grado de motivación podemos tener como ciudadanos si vivimos en un lujoso barrio cerrado, con chofer, sirvientas y jardineros rodeado de asentamientos precarios? Aprendemos a ser menos solidarios, altruistas y cooperativos en la medida que identidades y sueños van dejando paso a necesidades de mayor consumo, status e individualismo.

3) Qué grado de motivación podemos tener como científicos si nuestras investigaciones no producen aunque sea en pequeña medida justicia territorial, en particular justicia ambiental y justicia social? Aquí aprendemos que el altruismo, el amor y las ideas tienden a formar una espiral de transformación virtuosa en la medida que podamos aportar aunque sea un granito de arena desde un paradigma científico emergente. El altruismo, el compromiso con el ambiente y con el otro, y la rigurosidad científica deben hacerse más amigos.

4) Qué grado de motivación podemos tener como científicos si nuestras investigaciones las hacemos en última instancia al servicio de grandes empresas en particular próximas a injusticias ambientales y sociales? Aprendemos que el individualismo, el materialismo y el poder hipnótico del billete tienden a formar una espiral de transformación viciosa. Terminamos buscando un contrato con alguna gran empresa que nos ayude para alcanzar un buen status económico? Somos conscientes de los perjuicios en materia de injusticia territorial –en particular ambiental y social- que nuestras investigaciones pueden producir?

5) Qué grado de motivación podemos tener como políticos si nuestro quehacer como funcionarios públicos democráticamente electos no producen justicia territorial, en particular justicia ambiental o justicia social, y también justicia pública y justicia económica? Aunque en el imaginario colectivo está muy difundido, no todos los políticos son ladrones. Aprendemos que el altruismo, el amor y las ideas tienden a formar una espiral de transformación virtuosa. Miles de políticos lo logran: llegan con las “manos limpias” a la vejez, generalmente habiendo dejado en segundo plano a su familia.

6) Qué grado de motivación podemos tener como políticos, funcionarios del Estado, si nuestro quehacer lo desarrollamos al servicio de nuestros intereses y nuestros bolsillos, más próximos a la injusticia pública que a la justicia social o la justicia ambiental? Aprendemos que el individualismo, el materialismo y el poder hipnótico del billete tienden a formar una espiral de transformación viciosa. En nuestro país hay una frase instituída hace décadas: “roban pero hacen”, una muy triste y penosa visión, naturalizada por buena parte de la sociedad. Necesitamos mas clases de axiología en la escuela. Muchos políticos llegan con las “manos sucias” a la vejez, generalmente habiendo dejado en segundo plano a su familia, a los ciudadanos y los ambientes. Estamos en la cúspide la injusticia territorial, compartiendo la medalla de oro con los empresarios más rapaces.

7) Qué grado de motivación podemos tener como empresarios si nuestra lógica es terminar explotando a nuestros empleados, corrompiéndonos con el Estado y desinteresándonos por el medio ambiente? Aprendemos que el individualismo, el materialismo y el poder hipnótico del billete tienden a formar una espiral de transformación viciosa, y un profundo enajenamiento de la realidad social y ambiental tan cruenta que estamos viviendo. Estamos en la cúspide la injusticia territorial, junto a los políticos mas corruptos.

8) Qué grado de motivación podemos tener como empresarios si nuestra lógica, además de la ganancia, es ejecutar planes verdaderos de responsabilidad social o de responsabilidad social-ambiental empresaria? Aprendemos que el individualismo y el materialismo propios de la lógica empresaria se combinan en alguna medida –muy variable- con el altruismo y la cooperación. Existe una economía social y solidaria, la producción en cooperativas y otras formas de economía alternativa que es necesario promover. Aunque los ideólogos más extremos de la izquierda lo nieguen, también existen grandes empresas que –con las reglas de algunos Estados- recuperan un rostro más humano.

Habiendo mucho mas que estos ocho casos, habiendo miles de grises, se trata de aprender que todas estas situaciones existen. Todos juntos y cada uno solo, hacemos Justicia Territorial e Injusticia Territorial, siempre. No olvidemos, como investigara John Noonan (1984), que la corrupción existe hace más de cuatro mil años. No se trata de naturalizarla. Se trata de combatirla día a día durante los siglos que siguen. En nuestro quehacer en los OIDTe desde 2009 con la imagen de la metáfora siempre expresamos que las cuatro patas de la mesa se componen de astillas diversas: unas altruistas, cooperativas, solidarias, y otras individualistas, oscuras y conflictivas. La IT se ejecuta con las astillas que se suman “bajándose del caballo de su soberbia y mezquindad”, para aportar cada uno su mejor inteligencia en pos de la justicia social y la justicia ambiental, y no de la justicia económica y el “poder hipnótico del billete” para pocos. Por eso cuando definimos la IT latinoamericana mencionamos entre siete componentes, el tema de un nuevo poder. Justicia territorial e injusticia territorial siempre existirán. Se trata de inclinar en las generaciones que siguen la balanza a favor de la primera antes que sea tarde para arrepentirnos.



 

Referencias bibliográficas

 

·      BACHELARD, G. (1984): La formación del espíritu científico. (1ª edición en francés: 1938) México, Siglo XXI

·      BOZZANO, Horacio (1999) Les territoires de la restructuration industrielle dans la Région Métropolitaine de Buenos Aires. Tesis Doctoral en Geografía, Ordenamiento del Territorio y Urbanismo, Paris, Université de la Sorbonne Nouvelle Paris III

·      BOZZANO, H. (2000): Territorios reales, territorios pensados, territorios posibles. Aportes para una Teoría Territorial del Ambiente. (3°edición: 2012) Buenos Aires, Espacio.

·       BOZZANO, H. (2009) Territorios posibles. Procesos, lugares y actores. Editorial Lumiere, Buenos Aires (2° edición 2012)

·      BOZZANO, H., Jorge KAROL y Gastón CIRIO (2009) Perspectiva EIDT en Entendimiento, Inteligencia y Desarrollo Territoriales. En: I Seminario Latinoamericano Internacional de Inteligencia Territorial, UNLP, La Plata

·      BOZZANO, H. (2011) “Los Nuevos Municipios y el Metodo Territorii . El caso de la Provincia de Buenos Aires, Argentina” (pp.79-139). En: “Municipalización en América Latina”, Edgar Noé Blancas (editor), Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, México

·      BOZZANO, H., dir., J.J.GIRARDOT, G.CIRIO, C.BARRIONUEVO y F.GLIEMMO, coord. (2012): Inteligencia territorial. Teoría, métodos e iniciativas en Europa y América latina. La Plata: Edulp Editorial Universitaria de La Plata

·         BOZZANO, H. (2013) «Geografia, Útil de Transformação. O método Territorii, o diálogo com a Inteligência Territorial». Revista Campo e Territorio, vol.8 (n°16). En línea: http://www.seer.ufu.br/index.php/campoterritorio/issue/current

·        BOZZANO, H. (2014) «Procesos de intervención y transformación con inteligencia territorial. Stlocus y Territorii  en la caja de herramientas» . Revista Arquetipo, n°8 UCP, Pereira, Colombia

·         CORAGGIO, José Luis (1979) Territorios en transición. Crítica a la planificación regional en América Latina. Ediciones Ciudad, Quito

·       CORAGGIO, José Luis y Jean-Louis LAVILLE-organizadores (2014) Reinventar la izquierda en el siglo XXI. Hacia un diálogo Norte-Sur. Universidad Nacional de General Sarmienyto, Los Polvorines.

·         DE IPOLA, Eugenio (director) (2004): El eterno retorno: acción y sistema en la teoría social contemporánea. Buenos Aires, Biblos

·         DE SOUSA SANTOS, Boaventura (2009): Una epistemología del sur: la reinvención del conocimiento y la emancipación social. México, Siglo XXI-CLACSO

·         FALS BORDA, Orlando (1986) «La investigación-acción participativa: Política y epistemología» en  La Colombia de hoy (CAMACHO, A., editor) Bogotá: Cerec, 21-38

·       FALS BORDA, O. (2009) Una sociología sentipensante para América Latina. Antología  1925-2008. (MONCAYO, V.M., Compilador). Bogotá, Siglo del Hombre Editores y CLACSO.

·         FALS BORDA, Orlando (2013) Socialismo raizal y el ordenamiento territorial. Ediciones Desde Abajo, Bogotá

·         FREIRE, Paulo (1996): Pedagogia da Autonomia. Río de Janeiro: Paz e Terra.

·         GIRARDOT, Jean-Jacques (2004) Intelligence territoriale et participation. EN: III Rencontres “TIC & Territoires: Quels développements”, Lille, ISDM, Articulo 161  www.isdm.org

·     GIRARDOT, Jean-Jacques (2009). «Evolution of the concept of territorial intelligence within the coordination action of the European network of territorial intelligence». RES Ricerca e Sviluppo per le politiche sociali,  vol. 1-2, Salerno, Universitá di Salerno, 11-29.

·         GIRARDOT, J.J. (2012) Seis hitos en la creación y el desarrollo de la inteligencia territorial (pp.30-37) En: Bozzano, Girardot et al, Inteligencia Territorial, Edulp, La Plata

·         LONG, Norman (2007): Sociología del Desarrollo: Una perspectiva centrada en el actor. México, Ciesas-El Colegio de San Luis.

·         MADOERY, Oscar (2008) Otro desarrollo. El cambio desde las ciudades y las regiones. UNSAM Edita, Buenos Aires

·         MADOERY, Oscar (2016) Los desarrollos latinoamericanos y sus controversias. Ediciones UNTDF, Ushuaia

·     MATUS, Teresa (2004) El peso que queda: condiciones de efectividad de los procesos de intervención social. En: Revista Expansiva. Doc: n° 36, Santiago http://www.expansiva.cl/media/en_foco/documentos/06102004133210.pdf

·         MATUS, T. (2005) Propuestas contemporáneas en trabajo social: Hacia una intervención polifónica. Editorial Espacio, Buenos Aires
·         MORIN, Edgar (2000) Los siete saberes para una educación del futuro. Editorial de la Unesco, París
·         NOONAN, John (1984) Bribes. The Intellectual History of a Moral Idea.  Editorial Macmillan, Nueva York

·         MEC-IDL-INTI-CLAEH (2014)  Sistematización de Actividades Octubre 2012-Noviembre 2013 “Formación Inteligencia Territorial Uruguay 2012-2015”. Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay, Intendencia Departamental de Lavalleja, International Network of Territorial Intelligence e Instituto Universitario CLAEH.

·         MIEDES UGARTE, Blanca y Manuela FERNANDEZ (2010) “Inteligencia Territorial para la lucha contra la pobreza. Aprendizajes de 20 años sobre el terreno”. En: Revista de la Asociación Estatal de Centros Universitarios de Relaciones Laborales y Ciencias del Trabajo, Num.23, pp. 41-73.

·         MONTERO, Maritza (2004): Introducción a la psicología comunitaria: desarrollo, conceptos y procesos. Buenos Aires, Paidós.

·         PRIGOGINE, Ilya (2009) El fin de las certidumbres. Santiago de Chile, Andrés Bello, 1996

·         RIFKIN, Jeremy (2012) La troiseme revolution industrielle. Comment le pouvoir latéral va transformer l´énergie, l´économie et le monde. Edition Les liens que libérent, Paris

·         SANTOS, Milton (1996) La naturaleza del espacio. Técnica y tiempo. Razón y emoción. Editorial Ariel, Barcelona (2ª edición 2000)

·         SAQUET, Marcos (2013) «El desarrollo en una perspectiva territorial multidimensional». Revista Movimentos Sociais e Dinâmicas Espaciais, Recife, vol.2 (n° 1), 111-123.

·         TOPALOV, Christian (1979): La urbanización capitalista. Elementos para su análisis. México, Edicol

·         WILLIAMS, Raymond (1980): Marxismo y literatura. Barcelona, Península.

·         WRIGHT, Erik Olin (2015) Construyendo utopías reales, Akal, Buenos Aires

·         WRIGHT, E.O. (2009) Imaginando utopías reales, Conferencia en Bs.Aires https://www.ssc.wisc.edu/~wright/Published%20writing/Conferencia%20de%20Erik%20Olin%20Wright%20%20--%20University%20of%20Buenos%20Aires%202007.pdf

·         ZARITZKY, Noemi, John PEREZ y Victoria SANTOS (2016) Aplicación de quitosano para la desestabilización de emulsiones O/W (petróleo/agua) y clarificación de aguas residuales. Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos (CIDCA UNLP-CONICET- CIC) y Depto de Ingeniería Química. Facultad de Ingeniería, Universidad Nacional de La Plata. Informe Técnico (inédito), La Plata

·         ZEMELMAN, Hugo (2011) Conocimiento y sujetos sociales. Contribución al estudio del prersnte. Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, Convenio Andrés Bello. La Paz. https://www.vicepresidencia.gob.bo/IMG/pdf/zemelman-2.pdf

 

 

 



[1] La agenda al momento comprende 12 actividades: 5 realizadas, 2 en marcha y 5 para los próximos meses. Se construyó el Mapa Social con Inteligencia Territorial respondiendo a cuatro preguntas: Quiénes somos? (28 organizaciones y entidades locales), Dónde estamos? Qué queremos hacer? (25 temas todos ligados a identidades, necesidades y sueños) y Qué estamos haciendo? Al momento se han obtenido pequeños grandes logros y micro-transformaciones virtuosas en las dos primeras “Mesas de Trabajo con Inteligencia Territorial” (septiembre 2016). Están previstas las siguientes para octubre, noviembre y diciembre de 2016.

 

[2] Las tres actividades ejecutadas fueron: 1) Análisis del caso tierras vacantes del Gran La Plata, 2) Estudio preliminar del entorno inmediato al caso de la agenda y 3) Determinación de lineamientos estratégicos de Gestión Integral del Territorio: a) espacios públicos y equipamientos sociales, b) habitat social, c) cuidado ambiental, d) huertas comunitarias y capacitación en oficios, y e) accesibilidad y conectividad. Las actividades en ejecución refieren a: 1) Tierras vacantes:  a) Entrevistas con los propietarios, b) Susceptibilidad a inundación y/o excesos hídricos, c) Situacion regulatoria, d) Situación dominial e impositiva, e) Potencialidad decisional, e) Potencialidad constructiva, f) Potencialidad productiva, y g) Marco regulatorio jurídico institucional. 2) Entorno (tareas manzana por manzana en una envolvente a 1000 metros del conjunto de tierras vacantes): a) Evolución del uso del suelo real 1966-2016, b) Análisis de la micro-cuenca, c) Infraestructura, equipamientos y acceso a los servicios, y d) Técnicas sociales (grados de predisposición a sumarse al proyecto); y 3) Inteligencia y Justicia Territorial: viabilidad y factibilidad de las cinco líneas estratégicas mencionadas.

[3] Decreto Ley 6769/1958 http://www.gob.gba.gov.ar/legislacion/legislacion/l-58-6769.html  A título ilustrativo cabe consignar que para la designación del número de representantes en los Concejos Deliberantes se establecen en su Art. 2° ocho rangos demográficos entre menos de 5 mil y más de 200 mil habitantes. Según el Censo INDEC 2010 la Provincia tenía 25 Municipios con una población entre 200.000 y 1.775.816 habitantes, todos ellos con el mismo número de concejales.

[4] Mediante la ejecución de STAN Servicios Tecnológicos de Alto Nivel del CONICET desdeel Instituto de Investigaciones IdIHCS UNLP-CONICET http://vinculacion.conicet.gov.ar/servicios-tecnologicos-de-alto-nivel/  

[5] En 1992 se realizó el primer relevamiento de 24 usos reales del suelo –con fotointerpretación de Geodesia provincial- para más de 88.000 manzanas en el denominado Conurbano Bonaerense (Bozzano y equipo, 1992) para el Proyecto Génesis 2000 que dió lugar a la creación de varios municipios. En 1999 se completó la investigación a los 40 municipios de la Región Metropolitana de Buenos Aires totalizando 150.000 manzanas relevadas (Bozzano, 1999). Entre 1995 y 2006 realizamos con nuestro equipo de investigación la factibilidad de creación de municipios en Huanguelén (Coronel Suárez, Guaminí, Grl.Lamadrid y Daireaux), La Matanza, Lomas de Zamora, Quilmes, Merlo, Tigre, Riestra, Pedernales y Ernestina (en 25 de Mayo) y Lezama (en Chascomús), siete de ellos por requerimientos institucionales públicos y uno por requerimientos locales. En 2006 nuestro equipo investigó la totalidad de los municipios bonaerenses: sus principales resultados fueron objeto de elaboración de un libro financiado por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires el cual se encuentra finalizado hace una década y aún no se ha publicado. En Argentina (2009) y México (2011) se han publicado resultados parciales de este libro.

[6] Se trató de un proyecto de investigación aplicada de nuestro equipo interdisciplinario dirigido por quien escribe este texto. El Proyecto tuvo asiento en la Subsecretaría de Asuntos Municipales del Ministerio de Gobierno Provincial, y también fue publicado –sintéticamente- por la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia. Los objetivos de la investigación colectiva fueron: a) Descomprimir política y socialmente en el corto plazo la problemática de la descentralización y la rejurisdiccionalización municipal, b) Sistematizar y poner en marcha criterios para fortalecer la sostenibilidad territorial en procesos de descentralización y rejurisdiccionalización municipal, y c) Ofrecer aportes concretos que permitan redactar un Manual de Procedimientos a aplicar por organismos técnicos de aplicación con el aporte de diversos actores representativos e idóneos en la temática.

[7] El objetivo es comprobar la existencia de antecedentes y de un consenso mínimo en la sociedad local para realizar la presentación de una autonomía municipal a las autoridades provinciales. Los criterios mínimos operacionalizados con detalle en el Modelo de Gestión son: 1. Identidad Territorial, 2. Identidad Local, 3. Adhesión Ciudadana, 4. Adhesión Institucional, 5. Trayectoria Pro-Autonómica, 6. Servicios y Funciones, y 7. Límite (primera hipótesis territorial)

[8] El objetivo es, con los resultados de la primera etapa y con nuevas investigaciones, estudiar la prefactibilidad de la posible división territorial en dos o mas municipios según criterios de sostenibilidad socio-territorial y ambiental, que habiliten el posterior estudio de la sostenibilidad económico-financiera de los eventuales nuevos partidos en una tercera etapa. Los criterios mínimos operacionalizados con detalle en el Modelo de Gestión son: Diagnóstico y Evaluación (1 a 11) 1 Socio-histórico, 2 Histórico-demográfico, 3 Organización territorial, 4 Vocación e identidad urbana, 5 Accesibilidad y conectividad territorial  6 Ambiental-territorial, 7 Territorios fuertes y territorios débiles, 8 Socio-demográfico, 9 Servicios, 10 Económico-social , 11 Socio-económico. Evaluación y Propuesta (12 a 15)  12 Criterios 1+2+3+4, 13 Criterios 5+6+7, 14 Criterios 8+9+10+11, 15 Límites

[9] El objetivo es, con los resultados de la primera y la segunda etapa, estudiar la prefactibilidad de la posible división territorial en dos o mas municipios según criterios de sostenibilidad económico-financiera, que habiliten el posterior estudio de la sostenibilidad político-institucional de los eventuales nuevos partidos en una cuarta etapa. Los criterios mínimos operacionalizados con detalle en el Modelo de Gestión son: 1. la absorción proporcional por el Partido proyectado de eventuales déficit de la comuna original; 2. La atención de los gastos que demande la puesta en funcionamiento de la comuna –edificios, equipamientos, alquileres, etc- tanto en forma directa como mediante la amortización de préstamos, 3. La posible incidencia de amortizaciones de préstamos eventuales contraídos por la comuna actual (obras de equipamientos, infraestructura o servicios); 4. La concreción con recursos propios de inversiones físicas de importancia para las arcas municipales. Para los cuatrio criterios se aplican entre otras las siguientes variables: coparticipación; balances entre ingresos corrientes y erogaciones corrientes; balances entre ingresos de capital y erogaciones de capital; devolución de tributos; gastos en personal; valores de tasas viales rurales y de tasas urbanas; valores de tasas de guías, marcas y señales; variaciones en la cobrabilidad de tasas urbanas y rurales; déficit previo eventual de la comuna original; incidencia de amortización de préstamos (eventual); relación general entre recursos y gastos estimados.

[10] El objetivo es, con los resultados de las tres etapas precedentes, definir la viabilidad político-institucional de la posible división territorial en dos o mas municipios según criterios de sostenibilidad socio-cultural, socio-territorial y ambiental, y económico-financiera, que habiliten el posterior estudio de la sostenibilidad político-institucional. Los criterios mínimos operacionalizados con detalle en el Modelo de Gestión son: 1. Redacción del Proyecto de Ley; 2. Aprobación de Proyecto de Ley precedente; 3. Constitución del Poder Ejecutivo Municipal; 4. Constitución de Concejos Deliberantes; 5. Edificios y Bienes; 6. Equipamientos; 7. Alquileres.

[11] http://vinculacion.conicet.gov.ar/servicios-tecnologicos-de-alto-nivel/  También ha influido en esta decisión la reciente noticia relacionada con el importante recorte presupuestario que lamentablemente tiene previsto para 2017 el CONICET en la Argentina y con ello las dificultades que acarrea particularmente en noveles investigadores y doctorandos. En este caso el origen de los recursos es externo al CONICET.

[12] 1-Planificación, ordenamiento y gestión territorial en clave de IT, 2-Turismo sostenible, ambiente, cultura y empleo en clave de IT, 3-Producciones familiares, agroecología y empleo en clave de IT, 4-Educación, sensibilización, concientización y capacitación en clave de IT, 5-Niños, jóvenes, tiempo libre y trabajo en clave de IT, 6-Proyectos sociales y culturales en clave de IT, 7-Protección y respeto del ambiente en clave de IT, 8-Proyectos urbanos y barriales en clave de IT, 9-Proyectos de desarrollo rural en clave de IT, 10-Proyectos institucionales en clave de IT y 11-Proyectos empresarios en clave de IT.

[13]Hace poco más de dos años estamos intentando plasmar la inteligencia y la desinteligencia territorial, así como la justicia y la injusticia territorial en un libro en obra denominado “Geografías del Amor, el Poder y las Miserias”. Quién está en condiciones de afirmar que algún ser humano es 100% amor o 100% miserias? Más allá que la Ciencia no ha podido develarlo suficientemente aún, existe un poder del amor, así como existe un poder de las miserias: no es posible negar esta afirmación. En todo caso sigue siendo un problema para la Ciencia. Después de todo, el poder no media entre nuestro amor y nuestras miserias? Dicho de otro modo cuántas energías destinamos cada día al amor y cuántas a las miserias? Y también cuánto tiempo estamos en otro estado, sin generar energías de amor ni energías miserables? Lo que podría interpretarse que estamos en “modo avión”. A excepción de un fin del mundo por una explosión solar o algo por el estilo, el futuro de la Humanidad y el Planeta están condenados a un eterno juego entre el poder –o las energías- del amor y el poder o las energías- de las miserias. Asimismo, la sinuosa, compleja -y aún desconocida por la ciencia- articulación de amor, poder y miserias, no se despliega en particulares relaciones sociedad-naturaleza desde la Prehistoria hasta la actualidad? Sin duda es así, porque vivimos en la Tierra, no lo hacemos en una cápsula espacial. También es cierto que las distintas fases del capitalismo han ido produciendo un dominio sobre los sistemas propios de la naturaleza hasta hacerlos opacar y desvalorizar entre miles de millones de seres humanos. La mayor sensibilización sobre paradigmas como el Buen Vivir y el Sumaq Qamaña entre otros están abriendo espacios-tiempo de esperanza en unas Geografías más vivibles. Asimismo, en las últimas dos décadas las Neurociencias están produciendo aportes en temas referidos al diálogo entre racionalidad y emociones en nuestros cerebros, a los seres sentipensantes (Fals Borda, a partir de pueblos originarios de Colombia), y a un mayor conocimiento de las funciones de nuestro cerebro reptil y de nuestro cerebro del amor. Aún desconociéndolas debido a mi origen y desarrollo disciplinar, no hay duda que las implicancias del cerebro del amor y el cerebro reptil en decisores políticos y económicos –de diverso peso- en nuestro Planeta el último siglo han tenido mayor predicamento que las implicancias de miles de millones de seres humanos más alejados de los vectores de decisión. En pocas décadas estas reflexiones seguramente dispondrán de mayor evidencia empírica con base científica. 

[14] Este debate lo publicamos en Bozzano (2006, 2009, 2012) a modo de una “tríada de procesos, lugares y actores” donde no existe un componente sin el otro. Esta tríada ya ha sido probada en más de 200 casos. Allí planteamos, en síntesis, la hipótesis superadora de la eterna tensión sociológica entre la acción (o la agencia en Max Weber) y el sistema (o la estructura en Emile Durkheim), retrabajada por A.Giddens, P.Bourdieu y otros sociólogos, para incorporar como tercer componente a los lugares, con la producción científica de Milton Santos, rescatando aportes de Karl Marx, al referirse al trabajo vivo y trabajo muerto, reinterpretados respectivamente como sistemas de acciones y sistemas de objetos, particulares en cada latitud del Planeta. En definitiva, procesos (como macro-procesos políticos, naturales, sociales, económicos, cognitivos), actores (cada uno con sus amores y miserias) y lugares (patrones de ocupación y apropiación territoriales) siempre ayudan a entender y explicar al otro componente de la tríada.

[15] Por su acertada y oportuna pregunta, un agradecimiento a Santiago Báez, uno de mis alumnos en la UNLP. Fue el disparador de estas 17 reflexiones, siempre gracias a mis alumnos por sus preguntas !!!

 

[16] Barrionuevo, Cintia y Pablo Brichetti (2011) Aportes conceptuales para pensar los Observatorios de Inteligencia y Desarrollo Territorial http://inti.fahce.unlp.edu.ar/actas-2012/Barrionuevo.pdf  https://halshs.archives-ouvertes.fr/halshs-00941184/   En 2009 nacen los OIDTe con cuatro pilares: 1) es un ámbito institucional de carácter horizontal y perdurable donde la apropiación del colectivo de trabajo potencia el recurso humano y donde los resultados viabilizan de manera más eficiente la obtención de recursos económicos; 2) es una herramienta de intervención política, social y económica con sustento científico, donde se promueve la comunicación orientada al logro de transformaciones virtuosas en los territorios; 3) el OIDTe pretende ser el espacio catalizador, el termómetro y el barómetro del desarrollo y la transformación que más quiera cada localidad para su futuro; y 4) se refiere a instancias que procuran tanto la aplicación de técnicas y metodologías de investigación científica, como la realización de tareas de seguimiento,  acompañamiento y apoyo concreto a las iniciativas que surjan desde y con los actores locales.    http://es.slideshare.net/equipotag/oidte-observatorio-de-inteligencia-y-desarrollo-territorial

[17] Desde 2013 tenemos un libro en elaboración con la Dra Lourdes Poujol (TAG Territorios Posibles UNICEN) denominado Identidades, Necesidades y Sueños. Aún no finalizamos el análisis y la interpretación de una encuesta sobre estas tres preguntas realizada en países tan diversos como Lituania, Argelia, Colombia, España o Argentina, entre otros. Los resultados ya son sorprendentes.

[18] El objetivo es comprobar la existencia de antecedentes y de un consenso mínimo en la sociedad local para realizar la presentación de una autonomía municipal a las autoridades provinciales. Los criterios mínimos operacionalizados con detalle en el Modelo de Gestión son: 1. Identidad Territorial, 2. Identidad Local, 3. Adhesión Ciudadana, 4. Adhesión Institucional, 5. Trayectoria Pro-Autonómica, 6. Servicios y Funciones, y 7. Límite (primera hipótesis territorial)

[19] El objetivo es, con los resultados de la primera etapa y con nuevas investigaciones, estudiar la prefactibilidad de la posible división territorial en dos o mas municipios según criterios de sostenibilidad socio-territorial y ambiental, que habiliten el posterior estudio de la sostenibilidad económico-financiera de los eventuales nuevos partidos en una tercera etapa. Los criterios mínimos operacionalizados con detalle en el Modelo de Gestión son: Diagnóstico y Evaluación (1 a 11) 1 Socio-histórico, 2 Histórico-demográfico, 3 Organización territorial, 4 Vocación e identidad urbana, 5 Accesibilidad y conectividad territorial  6 Ambiental-territorial, 7 Territorios fuertes y territorios débiles, 8 Socio-demográfico, 9 Servicios, 10 Económico-social , 11 Socio-económico. Evaluación y Propuesta (12 a 15)  12 Criterios 1+2+3+4, 13 Criterios 5+6+7, 14 Criterios 8+9+10+11, 15 Límites

[20] El objetivo es, con los resultados de la primera y la segunda etapa, estudiar la prefactibilidad de la posible división territorial en dos o mas municipios según criterios de sostenibilidad económico-financiera, que habiliten el posterior estudio de la sostenibilidad político-institucional de los eventuales nuevos partidos en una cuarta etapa. Los criterios mínimos operacionalizados con detalle en el Modelo de Gestión son: 1. la absorción proporcional por el Partido proyectado de eventuales déficit de la comuna original; 2. La atención de los gastos que demande la puesta en funcionamiento de la comuna –edificios, equipamientos, alquileres, etc- tanto en forma directa como mediante la amortización de préstamos, 3. La posible incidencia de amortizaciones de préstamos eventuales contraídos por la comuna actual (obras de equipamientos, infraestructura o servicios); 4. La concreción con recursos propios de inversiones físicas de importancia para las arcas municipales. Para los cuatrio criterios se aplican entre otras las siguientes variables: coparticipación; balances entre ingresos corrientes y erogaciones corrientes; balances entre ingresos de capital y erogaciones de capital; devolución de tributos; gastos en personal; valores de tasas viales rurales y de tasas urbanas; valores de tasas de guías, marcas y señales; variaciones en la cobrabilidad de tasas urbanas y rurales; déficit previo eventual de la comuna original; incidencia de amortización de préstamos (eventual); relación general entre recursos y gastos estimados.

[21] El objetivo es, con los resultados de las tres etapas precedentes, definir la viabilidad político-institucional de la posible división territorial en dos o mas municipios según criterios de sostenibilidad socio-cultural, socio-territorial y ambiental, y económico-financiera, que habiliten el posterior estudio de la sostenibilidad político-institucional. Los criterios mínimos operacionalizados con detalle en el Modelo de Gestión son: 1. Redacción del Proyecto de Ley; 2. Aprobación de Proyecto de Ley precedente; 3. Constitución del Poder Ejecutivo Municipal; 4. Constitución de Concejos Deliberantes; 5. Edificios y Bienes; 6. Equipamientos; 7. Alquileres.

[22] http://vinculacion.conicet.gov.ar/servicios-tecnologicos-de-alto-nivel/  También ha influido en esta decisión la reciente noticia relacionada con el importante recorte presupuestario que lamentablemente tiene previsto para 2017 el CONICET en la Argentina y con ello las dificultades que acarrea particularmente en noveles investigadores y doctorandos. En este caso el origen de los recursos es externo al CONICET.

[23] 1-Planificación, ordenamiento y gestión territorial en clave de IT, 2-Turismo sostenible, ambiente, cultura y empleo en clave de IT, 3-Producciones familiares, agroecología y empleo en clave de IT, 4-Educación, sensibilización, concientización y capacitación en clave de IT, 5-Niños, jóvenes, tiempo libre y trabajo en clave de IT, 6-Proyectos sociales y culturales en clave de IT, 7-Protección y respeto del ambiente en clave de IT, 8-Proyectos urbanos y barriales en clave de IT, 9-Proyectos de desarrollo rural en clave de IT, 10-Proyectos institucionales en clave de IT y 11-Proyectos empresarios en clave de IT.

[24]Hace poco más de dos años estamos intentando plasmar la inteligencia y la desinteligencia territorial, así como la justicia y la injusticia territorial en un libro en obra denominado “Geografías del Amor, el Poder y las Miserias”. Quién está en condiciones de afirmar que algún ser humano es 100% amor o 100% miserias? Más allá que la Ciencia no ha podido develarlo suficientemente aún, existe un poder del amor, así como existe un poder de las miserias: no es posible negar esta afirmación. En todo caso sigue siendo un problema para la Ciencia. Después de todo, el poder no media entre nuestro amor y nuestras miserias? Dicho de otro modo cuántas energías destinamos cada día al amor y cuántas a las miserias? Y también cuánto tiempo estamos en otro estado, sin generar energías de amor ni energías miserables? Lo que podría interpretarse que estamos en “modo avión”. A excepción de un fin del mundo por una explosión solar o algo por el estilo, el futuro de la Humanidad y el Planeta están condenados a un eterno juego entre el poder –o las energías- del amor y el poder o las energías- de las miserias. Asimismo, la sinuosa, compleja -y aún desconocida por la ciencia- articulación de amor, poder y miserias, no se despliega en particulares relaciones sociedad-naturaleza desde la Prehistoria hasta la actualidad? Sin duda es así, porque vivimos en la Tierra, no lo hacemos en una cápsula espacial. También es cierto que las distintas fases del capitalismo han ido produciendo un dominio sobre los sistemas propios de la naturaleza hasta hacerlos opacar y desvalorizar entre miles de millones de seres humanos. La mayor sensibilización sobre paradigmas como el Buen Vivir y el Sumaq Qamaña entre otros están abriendo espacios-tiempo de esperanza en unas Geografías más vivibles. Asimismo, en las últimas dos décadas las Neurociencias están produciendo aportes en temas referidos al diálogo entre racionalidad y emociones en nuestros cerebros, a los seres sentipensantes (Fals Borda, a partir de pueblos originarios de Colombia), y a un mayor conocimiento de las funciones de nuestro cerebro reptil y de nuestro cerebro del amor. Aún desconociéndolas debido a mi origen y desarrollo disciplinar, no hay duda que las implicancias del cerebro del amor y el cerebro reptil en decisores políticos y económicos –de diverso peso- en nuestro Planeta el último siglo han tenido mayor predicamento que las implicancias de miles de millones de seres humanos más alejados de los vectores de decisión. En pocas décadas estas reflexiones seguramente dispondrán de mayor evidencia empírica con base científica. 

[24] Este debate lo publicamos en Bozzano (2006, 2009, 2012) a modo de una “tríada de procesos, lugares y actores” donde no existe un componente sin el otro. Esta tríada ya ha sido probada en más de 200 casos. Allí planteamos, en síntesis, la hipótesis superadora de la eterna tensión sociológica entre la acción (o la agencia en Max Weber) y el sistema (o la estructura en Emile Durkheim), retrabajada por A.Giddens, P.Bourdieu y otros sociólogos, para incorporar como tercer componente a los lugares, con la producción científica de Milton Santos, rescatando aportes de Karl Marx, al referirse al trabajo vivo y trabajo muerto, reinterpretados respectivamente como sistemas de acciones y sistemas de objetos, particulares en cada latitud del Planeta. En definitiva, procesos (como macro-procesos políticos, naturales, sociales, económicos, cognitivos), actores (cada uno con sus amores y miserias) y lugares (patrones de ocupación y apropiación territoriales) siempre ayudan a entender y explicar al otro componente de la tríada.

[26] Por su acertada y oportuna pregunta, un agradecimiento a Santiago Báez, uno de mis alumnos en la UNLP. Fue el disparador de estas 17 reflexiones, siempre gracias a mis alumnos por sus preguntas !!!

[27] Barrionuevo, Cintia y Pablo Brichetti (2011) Aportes conceptuales para pensar los Observatorios de Inteligencia y Desarrollo Territorial http://inti.fahce.unlp.edu.ar/actas-2012/Barrionuevo.pdf  https://halshs.archives-ouvertes.fr/halshs-00941184/   En 2009 nacen los OIDTe con cuatro pilares: 1) es un ámbito institucional de carácter horizontal y perdurable donde la apropiación del colectivo de trabajo potencia el recurso humano y donde los resultados viabilizan de manera más eficiente la obtención de recursos económicos; 2) es una herramienta de intervención política, social y económica con sustento científico, donde se promueve la comunicación orientada al logro de transformaciones virtuosas en los territorios; 3) el OIDTe pretende ser el espacio catalizador, el termómetro y el barómetro del desarrollo y la transformación que más quiera cada localidad para su futuro; y 4) se refiere a instancias que procuran tanto la aplicación de técnicas y metodologías de investigación científica, como la realización de tareas de seguimiento,  acompañamiento y apoyo concreto a las iniciativas que surjan desde y con los actores locales.    http://es.slideshare.net/equipotag/oidte-observatorio-de-inteligencia-y-desarrollo-territorial

[28] Desde 2013 tenemos un libro en elaboración con la Dra Lourdes Poujol (TAG Territorios Posibles UNICEN) denominado Identidades, Necesidades y Sueños. Aún no finalizamos el análisis y la interpretación de una encuesta sobre estas tres preguntas realizada en países tan diversos como Lituania, Argelia, Colombia, España o Argentina, entre otros. Los resultados ya son sorprendentes.

 
 
Acciones de Documento